Qué Son Las Uniones De Crédito. Niveles De Operación Y Más

Uniones de crédito

Las Uniones de Crédito son una especie de instituciones financieras que son reguladas por organizaciones o sociedades anónimas, las mismas, se encuentran bajo una constante supervisión de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), y poseen una constitución que tiene como objeto ofrecer acceso a diversos financiamientos a cada uno de sus socios. De igual forma, ofrecen una serie de condiciones favorables para que las personas puedan ahorrar, recibir créditos y demás servicios financieros.

Por otra parte, es importante destacar que las Uniones de Crédito cuentan con la autorización para realizar operaciones exclusivamente con sus socios, y para ser uno de ellos debes cumplir con todos los requisitos que exige y establece la Ley de Uniones de Crédito y adquirir un determinado número de acciones de la Unión de Crédito que representen el valor equivalente a 2500 unidades de inversión.

Si quieres conocer más con respecto a las uniones de crédito, te invitamos a que continúes leyendo esta publicación y aprendas más acerca de este interesante tema.

¿Qué son las uniones de crédito?

Como te hemos venido comentado, las uniones de crédito no son más que intermediarios financieros – no bancarios – que son regulados por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores o CNBV, más antiguos del sistema financiero de México.

Uniones de crédito

Estas uniones o cooperativas – como también se les conoce en otros países – tienen la facultad de prestar una amplia variedad de servicios exclusivamente a sus socios, todo esto bajo los términos de la llamada Ley de Crédito; entre las cosas que puede realizar se encuentran las siguientes:

  • Otorgar préstamos y créditos a cada uno de sus socios.
  • Recibir préstamos y créditos por parte de los socios, de fondos privados de financiamientos e inversión, provenientes de instituciones de créditos, seguros y finanzas, de otras uniones o de entidades financieras del exterior, los proveedores también pueden ser partícipes.

Un punto importante que no se puede pasar por alto, es que las uniones de crédito se deben constituir o construir como sociedades anónimas del capital variable, o al menos esto es lo que dictamina la legislación mercantil mexicana. La Ley de Uniones de Crédito que se publicó en agosto de 2008 permitió que se iniciara una adaptación a la normativa de usos y de prácticas bancarias.

De acuerdo al último estudio publicado por la Secretaria de Hacienda y Crédito Público mexicana, para el año 2012 se contabilizaron alrededor de 120 uniones de crédito registradas ante la CNBV, con un total de activos superior a los $43,833 mdp, atendiendo a más de 20,000 Pymes y obteniendo un IMOR de 2.73%.

El mercado primordial de estas cooperativas es financiar a las pequeñas y medianas empresas, así como a representantes del sector agrícola y agroindustrial del país. Estas uniones son especialistas en diversos sectores, como por ejemplo:

  • Uniones de crédito de pescadores
  • Ganaderos
  • Industriales
  • Campesinos
  • Comerciantes

Además de esto, también hay uniones de crédito mixtas que son compatibles con distintas actividades o las llamadas uniones sociales que están ideadas para atender al sector económico que por razones sociales, económicas o geográficas simplemente no tienen la capacidad de acceder a las instituciones financieras o bancos tradicionales.

Niveles de operación de las Uniones de Crédito

En México existen aproximadamente 15 uniones de crédito de gran envergadura – cuatro de ellas se especializan en el sector construcción- las cuales poseen tres niveles de operación que serán determinados conforme a las siguientes características:

Monto de capital suscrito y pagado:

  • Nivel de operaciones I – igual o superior a los 2 millones de UDIS.
  • Nivel de operaciones II – igual o superior a los 3 millones de UDIS.
  • Nivel de operaciones III – Superior a los 5 millones de UDIS.

¿Por qué debo unirme a una cooperativa de crédito?

Esto evidentemente no es una obligación, en realidad es una decisión personal de cada quien; sin embargo, es bien sabido que los usuarios y miembros de este tipo de cooperativas son las mismas personas, esto quiere decir, que la idea detrás de cada unión de crédito y ahorro es proporcionar servicios que estén adaptados a las personas que los utilizan y se benefician de ellos, en lugar de generar beneficios para la institución.

Por otra parte, cada uno de los miembros de las uniones de crédito y ahora – sea cual sea su aporte o participación – tienen una participación con derecho a voto en los asuntos internos de la institución. Esto permite que las políticas que se implementen dentro de la organización coincidan en los deseos y acuerdos de todos los miembros. En la práctica, estas organizaciones ofrecen los mismos beneficios que ofrecen las entidades financieras tradicionales y también están sujetas a regulaciones federales bastante similares a las cuales operan los bancos.

Asimismo,  son capaces de ofrecer tasas de intereses más altas y tarifas más bajas que sus pares corporativos. Entre tanto, debido a que estas uniones de crédito y ahorro son instituciones pequeños y a veces hasta locales, pueden ofrecer servicios y atención más personalizada a sus socios.

¿Cuáles son las desventajas de las uniones de crédito?

En las operaciones crediticias no todo es color de rosa y las uniones de crédito no son la excepción. Dentro de estas organizaciones también hay ciertas desventajas o inconvenientes a la banca con una unión de crédito, que se relaciona, por lo general, con el tamaño más pequeño de estas instituciones. Las desventajas más comunes tienen que ver, entre otras cosas, con la limitada cantidad de sucursales y cajeros automáticos para disposición de los socios, así como pocas opciones de banca en línea de menor calidad.

Además de esto, aunque el servicio que ofrecen las uniones de crédito y ahorro son bastante personales, no son tan robustas al momento de prestar servicios al cliente durante las 24 horas del día, algo que las grandes entidades bancarias si te garantizan.

Por otra parte, es bien sabido que hacer una comparación de las tasas y honorarios entre los bancos y las uniones de crédito y ahorro al momento de solicitar un préstamo o abrir una cuenta nueva, en este punto, te darás cuenta que lo que ofrecen los bancos es mayor que lo que ofrece una unión de crédito, esto se debe a que los bancos son más grandes y tienen la capacidad de ofrecerte más opciones.

Por lo general, una cadena mayor o un banco nacional cuentan con opciones de préstamos y cuentas. De igual forma, la mayoría de los bancos que son grandes, cuentan con excelentes opciones de banca en línea y de inversión, y como te mencionamos anteriormente, un departamento que funciona durante gran parte del día para atender a sus clientes.

En líneas generales, si estas en la búsqueda de un crédito evidentemente puedes hacer una búsqueda a través de las uniones o cooperativas de crédito. Todo dependerá de tus necesidades y lo que estés dispuesto a pagar. Después de todo, tu eres quien finalmente hará la valoración y escogencia que más le convenga.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *